domingo, 17 de febrero de 2008

"LAS NEREIDAS" DE LOLA MORA

Lola Mora, ( 1866-1936)

Escultora argentina

La “Fuente de las Nereidas”

describe el nacimiento de Venus/Afrodita, diosa del amor, la belleza y la gracia, tanto para la mitología griega como romana, nacida de la espuma del mar.
De estilo neoclásico, el conjunto representa una enorme valva, de cuyas aguas surgen tritones y caballos; el pilar central sostiene dos nereidas, sirenas acompañantes, amables y benéficas de la diosa del mar Tetis, que sujetan una valva más pequeña, desde donde asoma la deidad.


La obra fue realizada en Italia y trasladada a Buenos Aires de manera fraccionada; teniendo como destino el sitio que ocupara, originalmente, la Pirámide en la Plaza de Mayo.


La obra está realizada en mármol de Carrara y granito rosado. Fue esculpida por su autora durante su estancia en Roma, llevándole tres años su realización. La figura principal del grupo es la Diosa Venus, que está acompañada por Nereidas y Tritones.

Se entronca con el estilo de la escuela romántica y neoclásica de fin de siglo que fue la inspiración de toda la obra de Lola Mora. El conjunto tiene una forma envolvente en espiral que invita a contemplarlo a medida que se va girando en torno. Venus, en el centro, mira hacia abajo y abre sus manos.



Se suscitó un gran alboroto, ya que colocar frente a la Catedral una pieza con desnudos totales,tanto femeninos como masculinos, resultaba ofensivo e indecente.
Se elevaron voces en nombre de “la moral y las buenas costumbres”, que sugerían que se la instalara en lugares tan apartados (para la época) como Mataderos o Parque de los Patricios.

Finalmente, el 21 de mayo de 1903, fue inaugurada en medio de controversias; no asistiendo a la ceremonia autoridades nacionales importantes como tampoco mujeres.

Esto resulta paradójico, ya que el tema elegido, es considerado por algunos en este caso, como un homenaje a la mujer.

La fuente permaneció en este lugar hasta 1918, cuando fue mudada a la rotonda de la Av. Tristán Achával, en el antiguo Paseo de la Costanera Sur, hoy perteneciente al moderno barrio de Puerto Madero.


"Las Nereidas" es el monumento más famoso de Dolores Lola Mora. Fue emplazado en 1903 en el Paseo de Julio y Cangallo.



Lola Mora nació en Tucumán el 17 de noviembre de 1866 y murió el 7 de junio de 1936 en Buenos Aires. Sus restos descansan en la Casa de la Cultura de Tucumán
Fue una precursora de los nuevos modelos de mujer, hecho que motivó su marginación social y cultural. Varias de sus obras sufrieron también su propio destierro, como las esculturas que estaban destinadas al Congreso Nacional.

Lola Mora fue una adelantada en su época. Utilizaba pantalones para trabajar, ya que le permitían mayor libertad y comodidad. Mientras se dedicaba a la instalación de su obra, hubo que rodear el lugar con una cerca de madera, para "evitar la inmoralidad" de verla así vestida.

Ella misma supervisó el traslado y posterior armado de la fuente y se hizo cargo de los gastos.
Solo dos esculturas en una bóveda del Cementerio de la Recoleta están firmadas con su nombre de casada “Lola Mora de Hernández – 1912”.
Otra obra para admirar : “El Eco” se encuentra emplazada en el Jardín Zoológico de la Ciudad.
Nació en la localidad de Trancas, Provincia de Tucumán, en 1866.

En agosto de 1874, a los 7 años de edad, comienza sus estudios en el exclusivo Colegio Sarmiento de Tucumán, obteniendo más de una vez las mejoras notas de su clase en todas las asignaturas.
Continúa sus estudios luego en Roma, Italia, donde tuvo como uno de sus principales maestros al excepcional Giulio Monteverde- (1837-1917), autor del “Monumento a Mazzini" en Plaza Roma y del maravilloso “Cristo” de la capilla del Cementerio de la Recoleta.
Durante su prolongada estadía en Italia quedo imbuida del modernismo escultórico y, por sobre todo, de los ejemplos del Renacimiento y del Barroco, en especial el de las obras de Miguel Ángel y de Bernini.
La familia llevó en la ciudad una vida holgada no carente de lujos; ocupaba una gran casa de diez habitaciones en la céntrica calle Belgrano que, entre sus comodidades y gustos, incluía un fino mobiliario, elegantes juegos de plata, una colección de joyas pertenecientes a Regina de la Vega y un piano Pleyel que Lola sabía tocar.

...y murió, en la mayor pobreza, en Buenos Aires en 1936.

Si bien Lola Mora es más conocida por la fuente de "Las Nereidas", cabe destacar que innumerables esculturas, tanto en mármol como en bronce, se encuentran esparcidas en el territorio nacional. Son de relevancia la escultura de la Independencia ubicada en San Miguel de Tucumán, o el conjunto de estatuas llamado Paz, Justicia, Libertad, Progreso planteadas para el edificio del Congreso Nacional en la ciudad de Buenos Aires y luego ubicadas en la ciudad de San Salvador de Jujuy, o el conjunto de esculturas realizado para su Monumento Nacional a la Bandera, proyecto ganado por ella, en la ciudad de Rosario, también corresponde mencionar el primoroso tintero y portalapicero que realizó para uso de los presidentes argentinos.


Lola Mora participó como contratista en la obra del tendido de rieles del Ferrocarril Transandino del Norte, más conocido como Huaytiquina, por donde hoy transita el mundialmente famoso tren de las Nubes (Provincia de Salta).

Como urbanista, es autora del Primer Proyecto de Subterráneo y Galería Subfluvial de nuestro país, previsto para Capital Federal; y del trazado de calles de la Ciudad de Jujuy.

Fotos y datos tomados de internet

8 comentarios:

Palita dijo...

HOLA!! Siempre te veo en algún comentario en lo de Feripula o Nanny Lidia...pero no había venido hasta acá.

Qué maravilloso tu blog!! Me encantó, mejor que cualquier libro sobre Buenos Aires...

Gracias!!!!
Palita

Común dijo...

Hola!!!!!!!!

Admiro a esa MUJER, en su época fue bien valiente, se jugo por sus sueños.
Bien por vos, por escribir sobre ella.

Un besote y abrazo de oso.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

IRMA

HAS REALIZADO UN TRABAJO EXTRAORDINARIO!

ILUSTRAS DE UNA MANERA NOTABLE Y SINTÈTICA LA OBRA DE ESTA MARAVILLOSA ARTISTA, POR MOMENTOS OLVIDADA.
"LAS NEREIDAS" Y SU EMPLAZAMIENTO EN LA COSTANERA SUR ES EL VÌVIDO RECUERDO DE ESE LUGAR PARA MI.
CUANDO JOVEN ME BAÑABA EN ESA COSTA, AÙN NO CONTAMINADA...
ESOS PASEOS POR ESA CALLE DISFRUTANDO LA VISTA DEL RIO,
ESE VERDE TAN NATURAL QUE CRECE A SU "VISTA"...

ESE HERMOSO LUGAR DE BUENOS AIRES!!!


AMIGA
RECIBE MIS SALUDOS
Y
AGRADECIMIENTO!!!


ADAL

Umma1 dijo...

La fuente era su escultura favorita.

Ya viejita enloqueció, y, los días de lluvia, iba a secar las figuras con un pañuelito, mientras se empapaba.

Una historia muy interesante la suya, repleta de contradicciones.

Qué hermosa fuente, lástima esa protección que le pusieron. Creo que Lola Mora, si la viera, se pondría furiosa.

Un abrazo

santiago dijo...

UN POST INTERESANTISIMO Y UN TRABAJO IMPRESIONANTE.
saludos

Dédalus dijo...

Lo cierto, Irma, es que cada vez más tus páginas tienen un toque enciclopédico. Uno nunca sale del mismo modo en el que entró; nada de eso... Y se agradece, se trate de artistas (como Lola Mora) o escritores...

Besos, amiga.

tanguetto dijo...

La mujer entre las mujeres, adelantada, audaz, inteligenteella era el arte.

Palita dijo...

HOLA!! Volví a ver todas esas fotos hermosas de Buenos Aires. Te dan orgullo de ser porteña.

Si querés, pasá por mi blog, que también hay algo sobre Buenos Aires, interesante, creo.

Besotes
Palita