sábado, 28 de junio de 2008

LAS CHIROLAS

¿Dónde hay un mango?


¿Dónde hay un mango,
viejo Gómez?
Los han limpiao
con piedra pómez.
¿Dónde hay un mango
que yo lo he buscado
con lupa y linterna
y estoy afiebrado?


...Así lo cantaba Tita Merello

Dónde hay un mango,
que los financistas,
ni los periodistas,
ni perros ni gatos,
noticias ni datos
de su paradero
no me saben dar?


Viejo Gómez, vos que sos
el Viancarlos del gomán,
concretame, si sabés,
los billetes ¿dónde están?
Nadie sabe dar razón
y del seco hasta el bacán
todos, en plena palmera,
llevan la cartera
con cartel de defunción
y, jugando a la escondidas,
colman la medida
de la situación.

y ya no hablemos del mango, la pregunta es:
¿Dónde están las chirolas?




Han desaparecido por arte de magia, todos las buscamos y no aparecen.
Cada día es una constante búsqueda y un problema nuevo...
no hay para el cambio en los comercios y entonces vendrán los caramelos o el redondeo.


En mi caso el problema llega cuando mis muchachos tienen que viajar en colectivo;
algunas mañanas ocurre que a uno de ellos le falta "alguna chirola" para completar el precio del boleto...entonces despierta a los hermanos (si es que por suerte ya no se han ido), o empieza la búsqueda del milagro...por si quedó una monedita en un bolsillo o cartera.
Urgidos por el apuro de un reloj que sigue marcando los minutos, y uno se pregunta...¿Dónde están las monedas?

¡Una monedita por favor!




Desconozco cual es el problema del faltante, solo sé que lo padecemos

y que alguien debe tomar cartas en el asunto.

Monedas no hay...pero hay responsables y hay negligencia.


MERCADO NEGRO EN LAS TERMINALES DE COLECTIVOS,

DONDE SE VENDE EL CAMBIO QUE SE RECAUDA EN EL DÍA

Por la falta de monedas, ahora hay gente que saca turno para comprarlas
En muchas de las empresas se cobra hasta un 10% de comisión. Es ilegal.


Por: Carlos Galván

Entre enero y mayo de este año, el Banco Central inyectó en el mercado 202,8 millones de nuevas monedas de diferentes valores.
Significa, por un lado, que cada argentino cuenta con 5,2 monedas más que en diciembre de 2007.
Pero si se lo transforma en dinero contante y sonante, implica que cada habitante dispone ahora de 1,09 peso más en monedas, suma que alcanza para costear apenas un
viaje en colectivo en la Ciudad de Buenos Aires.

La cifra está lejos de solucionar la evidente escasez de cambio en las calles.
Tanto que el mercado negro de monedas es un negocio cada vez más próspero:ahora, por ejemplo, muchas empresas de transporte que comercializan el cambio que recaudaron a lo largo del día sólo operan con turno.
Para comprarles monedas hay que llamar antes para que informen el día y hora en que se puede ir.
Y el margen de tolerancia es estricto: si se llega más de 20 minutos tarde, habrá que pedir un nuevo turno.
Uno de los argumentos de las compañías es que con turno las operaciones son más
seguras.
Evitan tener agolpados en sus terminales -dijeron- "mucha gente con cientos o miles de pesos en billetes, y que podrían ser blanco fácil para asaltos".

Otra razón es que las monedas no alcanzan para todos y de esta manera pueden
"pautar de antemano" cuánto van a vender.
Es que cuando se marca turno hay que detallar cuántas monedas se quieren.
En muchas de las empresas se cobra hasta un 10% de comisión (por 100 pesos en monedas hay que pagar 110 en billetes).

La mayoría, además, sólo vende las de más alta denominación. ¿El motivo? Se quedan con las de 10 y las de 5 centavos porque las necesitan para que la máquina expendedora de boletos dé los vueltos.

Aunque en el Banco Central insisten con que se trata de una actividad ilegal, las
empresas que las venden lo hacen de manera pública.
Muchas compañías de transporte, por ejemplo, las empaquetan directamente en bolsas que tienen inscripto el número de su línea de colectivo.

"Vender las monedas no es legal", reconoció a Clarín Daniel Millaci, titular de la
Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros, que nuclea a diferentes líneas de colectivos.
Pero enseguida agregó: "Igual veo correcto que una empresa X cobre por la tarea
de separar las monedas legítimas de las falsas y por el conteo y el embolsado de
las monedas.
Todo eso significa un costo de personal y maquinaria.
No tenemos obligación de dar monedas. No somos un banco".

En el Banco Central discreparon: "Los costos de embolsado y de conteo son intrínsecos a su negocio. ¿Por qué de ese costo hacen cargo a la gente?".

En los últimos seis meses, el Central realizó tres denuncias contra empresas de
colectivos por la venta de monedas.

Las causas se iniciaron luego de investigaciones periodísticas –una de Clarín y las otras de los canales América y C5N- en las que se detallaba cómo esas compañías comercializaban el cambio.
No hay noticias de avances en las causas.

De acuerdo a las autoridades del Banco Central, el organismo carece de facultades para salir a detectar a quienes comercialicen monedas.
Por eso, dijeron, las tres denuncias que hicieron fueron por casos que se difundieron en los medios de prensa.
Tampoco prosperaron los sumarios contra los bancos que no entregan monedas.

El pasado 30 de enero, el Central habilitó el 0800-999-6663 para que la gente pudiera denunciar a los bancos que no les cambiaban monedas.
Aunque ya pasaron 144 días y se recibieron miles de denuncias, todavía ninguna entidad fue sancionada.

"La mayoría de los bancos no entregan cambio o te ofrecen 5 o 10 pesos en monedas, cantidades insuficientes para un comerciante", se quejó Miguel Ángel Calvete, directivo de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Chinos.

Según él, las "empresas de colectivos" que se dedican a la comercialización de
monedas "solo venden las de más alta denominación".

Para Enrique Salvador, presidente de la Federación de Almaceneros,
"desgraciadamente estamos mucho peor que el año pasado, cuando empezó el
problema. La escasez de monedas es feroz".

Más afortunada parece ser la situación de Metrovías. La concesionaria del subte
porteño se había quejado en varias oportunidades a lo largo de este año de que el
Banco Central no le entregaba monedas. Ahora dijeron que el organismo
les está suministrando "con normalidad".

http://www.clarin.com/diario/2008/06/22/sociedad/s-01699346.htm

Aumentan a $10.000 la multa a bancos por no entregar monedas
El BCRA fijó un valor mayor para la multa que los bancos deben pagar en el caso de incumplimiento de la obligación de proveer cambio a cada persona que lo requiera, previa verificación fehaciente.
Su valor, que era de $1.000, se incrementó a $10.000 por cada incumplimiento. Comunicación “A” 4770.
Asimismo, el Directorio del Banco Central aprobó el incremento del tope máximo de cambio que los bancos deben entregar a los usuarios, el cual era de $50 y pasa ahora a ser de 100 pesos.
Los bancos están obligados a proveer cambio a toda persona que lo requiera, sea cliente o no de la entidad.
Al respecto, informó la autoridad monetaria que recibió la colaboración de los bancos Nación, Provincia, Ciudad, Macro y Credicoop para comenzar a hacer circular 23 de los 64 millones de monedas emitidas durante enero.

Inyectan 33,7 millones de monedas al mercado
El Banco Central elevó a 118 la cantidad de metálico en circulación por habitante, para tratar de reducir el faltante que denuncian los usuarios.

Sumó el equivalente a $11,8 millones en la segunda quincena de enero

http://www.infobae.com/contenidos/362225-100799-0-Inyectan-337-millones-monedas-al-mercado

Todo muy lindo!! ...pero las monedas no están en circulacion...

.... fuentes mencionaron el aumento del precio internacional del
níquel y del cobre, dos commodities cuyo precio en los mercados mundiales se
más que duplicó.
"Esto también dificulta la provisión, porque puede darse el caso de que el costo del material sea mayor que el valor de la moneda", expresó el informante.

Además del incremento en el precio internacional de los metales, otros dos
factores son señalados como causantes de la escasez de monedas.

"Hay un factor cultural, que no es solamente de la Argentina, sino que es mundial, que es la acumulación de monedas en las casas.

Quedan en ceniceros, frascos y bolsillos, sobre todo de la gente que menos las utiliza, lo que impide la debida recirculación", señaló la fuente. ¿¿Tanto en los bolsillos??... pregunto yo

"Si bien nosotros (por el BCRA) no tenemos ninguna denuncia, se dice, e incluso
salió publicado, que hay operaciones de mercado negro", indicó el informante,
en referencia a la venta de monedas por billetes a un precio mayor al que se entrega.

http://www.clarin.com/diario/2007/10/04/um/m-01512558.htm

.

5 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

¡Qué lamentable es esto!
Mercado negro de monedas, cosa de no creer.
Y cuando parece que nada puede empeorar en uno de los países más ricos y bellos del mundo, alguien inventa una nueva tramoya.
Repito: lamentable.

TINTA DEL CORAZON dijo...

y los billetes,por que tampoco los veo?los tiene Macri?

Dédalus dijo...

Increíble, Safiro. Monedas secuestradas, comisiones por lograrlas, mercado negro en los colectivos... No dejo de asombrarme con las cosas que pasan. Y, me temo, aún son pocas tal vez, pensando que en este planeta somos 6.000 millones de personas deambulando a diario...

Besos.

Solo Palabras... dijo...

Irma, el problema de las monedas es un típico ejemplo de comportamiento del mercado en este sistema.
El problema es de esencia, la falta de solidaridad que pregona el sistema inhumano y corrupto en que vivimos.
Si lo analizamos detenidamente vamos a notar que en el sistema capitalista lo que escasea se acapara, se guarda, se esconde por si se llega a necesitar.
Entre otras cosas eso ocurre con las monedas.
Todos los que viajamos en el transporte público lo padecemos, sin embargo te cuento una anécdota. El año pasado por trabajo estuve unos días en San Luis, allá el boleto de colectivo se puede pagar con billetes y por consiguiente las monedas no son tan necesarias. ¿Sabés una cosa? En San Luis nadie especula con las monedas ni tiene un montón de ellas guardadas, las hacen circular.
Esa es una de las respuestas en un marco complejo de situación.
Besos

SAFIRO dijo...

SOLO PALABRAS
Cuando pagábamos con billete, te daban un vuelto en moneda y esa moneda circulaba, cuando pusieron las máquinas ya no entiendo como cierra ese círculo, si esos millones de monedas que recaudan las empresas volvieran a circular normalmente no habría un faltante.
En los bancos te dan un cantidad limitada, que no alcanza para cubrir lo que se necesita.
En los comercios no hay para los vueltos.
En algún lugar hay un nudo, y no es la gente común quien las acapara...¿cuánto se puede "ahorrar"?, el que viaja diariamente no las consigue y a veces comprás cosas que no necesitás para tener un vuelto (si es que el comerciante tiene monedas).
El problema está instalado hace tiempo y el común de la gente lo padece.
Se habla del precio del metal por encima del valor de la moneda.
Se habla de bla bla bla...pero el que la necesita para viajar no la tiene...¿y?.

No creo que la solución la tengamos nosotros, Oscar, somos los que vivimos el "problema" a diario.

Un fuerte abrazo!